Cómo afectan los tratamientos de fertilidad a las relaciones de pareja

Al comenzar un tratamiento de reproducción asistida muchas parejas experimentan cambios en su relación, entran en un mundo nuevo y desconocido para ellos. Uno de los problemas que no debemos dejar pasar es, cuando uno de los miembros de la pareja  comienza a tener dificultades a la hora de mantener relaciones sexuales.

La ansiedad  y el deseo atacan directamente a la mente, y  hay algo que cambia dentro, que provoca un “clic” y hace que se apague el deseo y aparezca la inapetencia sexual. En este post nos centraremos en la disfunción eréctil y la inapetencia sexual femenina.

 

La”Focalización sensorial ” como técnica para mejorar las relaciones de pareja

Es posible que cuando comiences el acto sexual con tu pareja, todo vaya bien, al principio, pero cuando llegues a la penetración (en el caso de los hombres) no consigas tener el pene erecto. La ansiedad te pase factura, los pensamientos etc….

Si te ha pasado ya varias veces, te propongo un ejercicio. Es válido para los dos, ya que en la mujer también puede aparecer la inapetencia sexual como respuesta al malestar por los procesos a los que se está sometiendo. El ejercicio se llama”Focalización sensorial“y  consta de 4 etapas y  que programaremos en cuatro días diferentes:

  1. Focalización sensorial no genital. Se trata de que conjuntamente escojas un día, un lugar y un momento en el que desnudos, os estimuléis cualquier parte del cuerpo salvo los genitales. En esta primera fase está totalmente prohibido tocar los genitales del otro miembro de la pareja (pechos, vagina y pene). Y por supuesto también está prohibida la penetración.
  2. Focalización sensorial genital. En esta fase hacéis todo lo indicado anteriormente pero esta vez podéis prestar atención a vuestros genitales. La penetración sigue estando prohibida.
  3. Contención vaginal. La mujer se introduce el pene de su pareja. No debéis ningún tipo de movimiento, simplemente se trata de realizar la penetración. Siendo conscientes de todas las sensaciones que esto os provoca.
  4. Coito. En la última fase pasamos a las relaciones sexuales completas, si habéis llegado hasta aquí significa que la terapia está funcionando adecuadamente.

Esta ha sido una breve explicación, que puede ayudar u orientar a la pareja. Son ejercicios flexibles que se pueden modificar dependiendo de la pareja y con ayuda del psicólogo/a. Ten en cuenta que el tiempo, entre una fase  de pasar de una fase a otra dependerá de la pareja y de los resultados que obtengan. No se debe pasar de fase, si no se ha podido llevar a cabo o si han surgido dificultades por parte de uno de los miembros.

El objetivo de este ejercicio es incrementar la seguridad  entre los miembros de la pareja, eliminar los miedos y poder disfrutar placenteramente de las relaciones sexuales. La confianza es uno de los pilares que mantiene a una pareja unida y fuerte.

La presión se incrementa cuando el deseo de formar una familia se convierte en una obsesión, el pensamiento de no poder tener un bebé puede llevar a muchas personas a sentir culpa o menosprecio a nivel personal. 

A menudo estos problemas suponen una crisis en la relación de pareja, reconocer el problema siempre es el primer paso para resolverlo. El objetivo es que las parejas se mantengan unidas y trabajen en equipo.

 

El enlace al artículo aquí:

Cómo afectan los tratamientos de fertilidad a las relaciones de pareja

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s