¿Cómo afecta emocionalmente la infertilidad masculina?

La infertilidad en la pareja, es un tema que hemos tratado en diferentes ocasiones. Nos hemos centrado en cómo vive estos duros momentos la mujer, como le afecta físicamente. Pero el hombre también lo vive de una forma muy negativa y difícil. Emocionalmente la infertilidad masculina tiene unas consecuencias.

En la infertilidad masculina se esconden diferentes factores que afectan a que el esperma sea el adecuado para la fecundación. Uno de ellos sería la obesidad y la mala alimentación. Sobre todo una dieta pobre en antioxidantes (vitaminas E, A, C, B-12, carnitina, arginina o selenio) que actúa negativamente sobre el ADN espermático, mientras que otro importante micronutriente es el folato, esencial en el desarrollo de las células germinales, entre otras funciones. La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva comprobó hace tiempo que el 83% de los hombres infértiles tenían un bajo consumo de frutas y verduras, los alimentos más ricos en antioxidantes. También se observó una menor motilidad espermática en los hombres que comían menos frutas y verduras. Por otra parte, el tabaco y el alcohol siempre son perjudiciales para la salud, pero si van unidos todavía afectan más a los problemas reproductivos de los hombres.

masculina.jpg

 

Además, los antidepresivos afectan contra la fertilidad masculina. Parece ser que uno de los efectos secundarios de la paroxetina, uno de los antidepresivos más comunes, es hacer más lentos a los espermatozoides.

El efecto del estrés cotidiano también se ha estudiado sobre si influye en los hombres para concebir un hijo, ya que en aquellos que están sometidos a situaciones muy traumáticas y puntuales de estrés, la calidad de los espermatozoides se ve seriamente alterada.

¿Cómo afecta emocionalmente la infertilidad masculina?

El problema es que los hombres tienden a vivir sus dificultades de manera silenciosa y lo mismo ocurre en  la fertilidad masculina. Normalmente se encierran en sí mismos y no quieren poner en palabras lo que sienten por lo que a menudo estos sentimientos terminan apareciendo en forma de ira, resentimiento o frustración. Hay que evitar que los hombres comiencen a pensar que no son suficientemente buenos para su pareja ya  que no son capaces de darle lo que su pareja busca. Si estas emociones no se manejan asertivamente, la pareja se puede resentir ya que se genera mucha tensión entre ambos y las peleas comienzan a ser el pan nuestro.

Para finalizar, la mayoría de los problemas provocados por la infertilidad masculina los conocemos desde hace décadas. Por ejemplo, un estudio realizado a inicios de los años ’90 demostró que los hombres que sufrían de infertilidad tenían más baja autoestima, más ansiedad y también eran más propensos a sufrir enfermedades psicosomáticas, en comparación con los hombres fértiles.

Por eso es necesario, que al empezar un tratamiento de fertilidad, no solo nos centremos en una parte de la pareja si no que esto pertenece a los dos y las dos partes pueden mejorar sus estados psicológicos para favorecer el tratamiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s