ÁREAS DE INTERVENCIÓN

El estrés durante el embarazo

El estrés es uno de los peores síntomas que el ser humano siente en diferentes situaciones de su vida. Existen diferentes estudios que afirman que el estrés afecta de manera nociva al cuerpo, pero ¿qué ocurre cuando la mujer que lo sufre está embarazada? Durante los nueve meses de embarazo, son habituales los controles que se realizan a la madre y al feto: control del peso, la amniocentesis, ecografías, etc. Lo que ahora empieza a despertar una atención mayor es sobre el nivel de estrés que presenta la mujer embarazada, porque el estrés y sus peligros durante el embarazo es un tema a tener en cuenta.

El estrés y sus peligros durante el embarazo ¿cómo afecta al futuro hijo?

Si la madre sufre de estrés o de ansiedad de manera continuada, puede predecir que en un futuro su hija/o pueda sufrir de problemas como déficit de atención, hiperactividad, y tal vez también de problemas de conducta. Se ha investigado que los niveles de la hormona del estrés cortisol, que dispone el cuerpo para confrontar lo que percibe como peligro, puede afectar tanto a la madre como bebé.

Las futuras mamás más nerviosas o ansiosas disminuyen el flujo sanguíneo que llega al bebé.Cuanto más alto es el nivel de cortisol en el líquido amniótico que envuelve al bebé, más bajo es el nivel de coeficiente intelectual del bebé, en el futuro. El cerebro del bebé, así como su aprendizaje se ven afectados. El nivel de ansiedad de la madre podría multiplicar por dos el nivel de hiperactividad del niño y tener un efecto a largo plazo sobre el desarrollo de sus hijos. Según diferentes investigaciones, los bebés de madres estresadas manifiestan más problemas de ansiedad, de falta de atención, de hiperactividad y también de problemas conductuales, especialmente en los chicos. Es por todo esto, que es necesario prestar atención a los primeros síntomas de nerviosismo o ansiedad en las mujeres que están intentando quedarse embarazadas o ya están embarazadas.

Presta atención a las siguientes pautas que pueden ayudar a disminuir los niveles de estrés:

estrés

 
1. Busca momentos de descanso siempre que puedas. no sólo es bueno para ti, sino que es buenísimo para el bebé, así que no te sientas culpable por dedicar un tiempo a “no hacer nada”. Mientras estás en el trabajo, trata de encontrar un lugar donde puedas relajarte a la hora de la comida y poner las piernas en alto y, al llegar a casa, elimina algunos quehaceres domésticos. Aunque te guste tener la casa reluciente, ahora no es el momento de ser perfeccionista. Si ya tienes hijos es más difícil encontrar tiempo para relajarte, pero podrías pedirle a tu pareja, a una amiga o a los abuelos que los cuiden una tarde de vez en cuando para que tú puedas disfrutar de un muy merecido descanso.

2. Yoga para y durante el embarazo, mantiene el cuerpo flexible y enseña muchas técnicas de relajación. Practicarlas te ayudará durante el embarazo y también durante el parto. Si tienes tendencia a sufrir de ansiedad o a padecer ataques de pánico, las técnicas de respiración que se usan al practicar yoga también pueden tranquilizarte.

3. Comparte tus preocupaciones, si pasas noches en vela pensando en si tu bebé nacerá sano o en quién lo cuidará cuando tengas que volver a trabajar, no eres la única. Hablar de tus preocupaciones, sea con tu pareja, con tu mamá o con una amiga que ya tiene niños, te ayudará mucho. Otras mujeres que están en la misma etapa del embarazo que tú, quizá las que asisten a tu clase de preparación para el parto, seguramente comparten tus ansiedades.

4. Dieta y ejercicio. Hay algunos alimentos que pueden ayudarte a equilibrar las hormonas que se disparan en momentos de estrés. Los alimentos que contienen vitaminas B, como el extracto de levadura, el pan y el arroz de grano integral, aumentan los niveles de la hormona serotonina, que es anti estresante. El ejercicio físico también reduce la tensión, así que continúa haciéndolo, siempre que sea una actividad segura. Si tienes dudas al respecto, pregúntale a tu médico.

5. Cuidar vuestra la relación de pareja. Tanto tú como tu pareja, debéis tener en cuenta que antes que padres sois pareja, y tenéis que estar bien entre vosotros para poder estar bien como padres. Ya que todas estas emociones también se trasmiten al bebé.

Anuncios

¿Que es el Mindfulness?

La palabra “Mindfulness” ha sido traducida al español como Atención Plena o Presencia Mental. Aunque la práctica de Mindfuless ha sido recientemente integrada a la Medicina y Psicología de Occidente, se trata de una práctica muy antigua que se origina hace más de 2500 años y constituye la esencia fundamental de las prácticas budistas.

Mindfulness o Atención Plena significa prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación.

Podemos aprender a ser conscientes de cómo nos movemos, cómo nos sentimos (tanto física como emocionalmente), y cómo respondemos o reaccionamos ante cada momento de la vida. Esta cualidad de conciencia es la base de toda vida creativa, ya que nos permite ser honestos, pragmáticos, despiertos, valientes, y vivir con un sentido profundo de iniciativa.

luner-lake-475819_1920

Normalmente, solemos prestar atención a las actividades del momento sólo con una pequeña parte de nosotros mismos, mientras la mente y los pensamientos están en otra cosa completamente. Vivimos en el modo “piloto automático”, ocupándonos de nuestras cosas con muy poca conciencia de los detalles de nuestra experiencia del momento – ni siquiera de las intenciones que motivan nuestras acciones.

5 pasos de mindfulness y compasión:

Se trata de una especie de mapa que muestra de manera sistemática un camino de continua profundización y desarrollo de nuestra conciencia.

  • Paso 1: La conciencia es posible: Conciencia de las sensaciones reales en cada momento
  • Paso 2: Aceptación y autocompasión: Acercarnos a lo desagradable/lo difícil
  • Paso 3: El tesoro del placer: Ir al encuentro de las sensaciones agradables
  • Paso 4: Ganar perspectiva: Ampliando nuestra conciencia para convertirnos en “un recipiente más grande”
  • Paso 5: Elegir: Vivir con elección en cada momento

 

Es posible que haya cosas que no podemos cambiar, como el dolor, la enfermedad o una circunstancia difícil, pero al menos podemos darnos cuenta de cómo reaccionamos o respondemos a todo lo que nos ocurre, y desarrollar estrategias para cambiar la relación que tenemos con nuestras circunstancias. Mediante la Atención Consciente o mindfulness, podemos aprender a transformar cualquier momento en el que podríamos sentirnos una víctima de las circunstancias en un momento de honestidad, iniciativa y confianza.

Las tres mejores lecturas de una psicóloga

 

La lectura puede ser curativa, divertida, favorecer la concentración y la empatía, previene la degeneración cognitiva y hasta predecir el éxito profesional son sólo algunos de los beneficios encubiertos de la lectura.

Claro que también hay que leer en la madurez y en la vejez. El ejercicio de leer cobra sentido al final de nuestras vidas. Neurólogos y psicólogos recomiendan “la lectura como método preventivo del Alzheimer u otras enfermedades neurodegenerativas”, señala el doctor Pablo Martínez-Lage, coordinador del grupo de estudio de conductas y demencias de la Sociedad Española de Neurología.

book-1149031.jpg

Vamos a escoger unos cuantos libros muy especiales para mí, que pueden ayudaros en diferentes situaciones de vuestras vidas. Para mí una de las cosas que más me interesan al leer un libro es saber cómo es el autor, su historia. Por eso, os voy a presentar tres libros y tres autores, para que os motive mucho más la lectura de sus libros.

LIBRO 1: El hombre en busca del sentido. Viktor Frankl.

La historia de esta obra apareció por primera vez en 1946 en Alemania con el título Ein Psychologe erlebt das Konzentrationslager (Un psicólogo en un campo de concentración) Viktor Emil Frankl nació en Viena, Austria el 26 de Marzo de 1905. Su familia era de religión judía, motivo por el cual, luego será presa del holocausto. Desde muy joven descubrió su vocación de médico e ingresó a la facultad de medicina de la Universidad de Viena, allí se especializó en neurología y psiquiatría. En ese tiempo estudia el psicoanálisis de Sigmund Freud, con el que no está de acuerdo en su postura determinista ni con su visión reduccionista del hombre. Un mérito de Frankl fue fundar una de las escuelas de psicoterapia a la que llamó Logoterapia. Dentro de sus conceptos incluye el sufrimiento como algo intrínseco a nuestra naturaleza humana y como oportunidad de desarrollo, aprendizaje y sentido. En 1941 contrajo matrimonio a los 36 años de edad. Durante la Segunda Guerra Mundial, en 1942, fue llevado a diversos campos de concentración nazis incluidos Auschwitz y Dachau. Es allí donde vive el horror del holocausto hasta el 27 de abril de 1945, día en que es liberado por el ejército norteamericano. De esta dramática situación vivida, escribe esta maravillosa obra en la cual retrata su experiencia como prisionero en un campo de concentración bajo la mirada de un psiquiatra. Expone que en las más aberrantes y extremas condiciones de sufrimiento y deshumanización, el hombre debe encontrar una razón para vivir, basada en su dimensión espiritual. Lo divide en tres fases: una que trata del internamiento en el campo, otra de la vida en el campo y la última de la liberación. Esta publicación que originalmente se llamó Un psicólogo en un campo de concentración es la que conocemos ahora como El hombre en busca de sentido, la misma que ha sido publicada en 18 idiomas. Os animo a leerla y a entender cómo cambia ese pensamiento de terror y tristeza en algo positivo para su futuro.

LIBRO 2: Sé amable contigo mismo: El arte de la compasión hacia uno mismo. Kristin Neff.

La búsqueda incansable de una autoestima sana se ha convertido en una religión tiránica. Nuestra cultura ultra competitiva nos indica que tenemos que estar por encima de la media para sentirnos bien con nosotros mismos, pero siempre hay alguien más atractivo, más brillante o más inteligente. Y aunque logremos una gran autoestima durante un tiempo, parece que no somos capaces de mantenerla a largo plazo. El sentido de nuestra propia valía sube y baja como una pelota de ping-pong en función de nuestros éxitos o fracasos. Por suerte, existe una alternativa a la autoestima y muchos expertos consideran que representa un camino mejor y más eficaz hacia la felicidad: la compasión hacia uno mismo. La investigación llevada a cabo por Kristin Neff y otros importantes psicólogos indica que las personas que se muestran compasivas con sus fracasos y sus imperfecciones disfrutan de un mayor bienestar que aquellas que se juzgan a sí mismas continuamente. Este libro demuestra de manera contundente porque es tan importante la autocompasión y te ofrece el mismo apoyo afectuoso que tu brindarías a un buen amigo. Ameno, fácil de leer y totalmente accesible, este libro puede ayudarte a reflexionar y lo mejor de todo, mejorar.

LIBRO 3: Las tres preguntas. Jorge Bucay.

En este libro el Psicólogo Jorge Bucay, te ayuda a responder tres preguntas muy simples, pero que pueden llevar a una gran controversia. ¿Quién soy? ¿A dónde voy? ¿Con quién voy?

Jorge Bucay es un gran psicólogo, terapeuta gestáltico y escritor argentino. Se define como “ayudador profesional” ya que, según él, mediante sus conferencias y sus libros procura ofrecer herramientas terapéuticas, para que cada quién sea capaz de sanarse a sí mismo. Por su parte, en su país natal, Argentina, es considerado uno de los mejores de la psicología actual.

Bucay trabaja mucho a través de historias con pequeñas metáforas que te hacen reflexionar y darte cuenta de lo que pasa en tu día, en tus emociones y en tus conductas. Considera que la recuperación de los cuentos como forma de comunicación se inscribe en un movimiento de rescate de los valores tradicionales y que la sociedad es culpable de los problemas del individuo sólo hasta que éste se vuelva adulto.

Como afecta un mal divorcio a los hijas/os

Las separaciones en España han aumentado a lo largo de los últimos años. Esto supone que algunas familias sufren cambios en su estructura con la pérdida de alguna de sus figuras y la incorporación de otras.

Hay demasiadas variables que pueden determinar la forma con que cada niño expresa su malestar ante la ruptura de sus padres. Algunos padres pueden pensar que es lo mejor para sus hijos dado que el ambiente en casa era muy malo. Otros afirmarán imprudentemente que a sus hijos no parece haberles afectado dado que no suelen hablar del tema. Sea como fuere, la realidad es que casi siempre hay consecuencias, sea en el presente o en el futuro.

walking-1081723.jpg

Uno de los factores más determinantes es la edad en la que se produce la separación. Algunos estudios avalan la hipótesis de que cuanto más pequeños son los niños, más importantes son las consecuencias (a partir de los 2 años aproximadamente).

Estudios recientes (Cantón y otros 2.007) parecen demostrar que la separación o divorcio de los padres tienen efectos negativos importantes en los hijos que lo sufren. A continuación exponemos algunas de las reacciones habituales, si bien, su aparición, gravedad o frecuencia, dependerá de la edad del niño, su temperamento y otras circunstancias de su entorno.

 

De 2 a 6 años:

Es habitual conductas regresivas como volverse a hacer pipí en la cama, chuparse el dedo, infantilismo, querer dormir con los padres, miedos, ansiedad, etc. También rabietas, necesidad de llamar la atención constantemente, ansiedad de separación (al dejarlo en la escuela). Vinculación excesiva normalmente con la madre que se ve desbordada y no entiende lo que pasa. En ocasiones, el niño, pasa de la agresividad o al menosprecio a la búsqueda de un afecto incondicional (abrazos, besos, promesas de que se portará bien, etc.).

 

De los 7 a los 12 años:

Durante esta etapa, los niños ya disponen de mayores recursos verbales lo que en cierto modo les ayuda a exteriorizar sus sentimientos. Pueden seguir presentes los diferentes síntomas antes expuestos en uno u otro grado. Tales como comportamientos y conductas de recriminación a los padres con la esperanza de intentar unirlos de nuevo si siguen sin aceptar la realidad.

Por otra parte, las conductas manipulativas, de menosprecio o rencor a alguna de las figuras paternas paralelamente a la idealización de la otra (asimetría emocional). Esto puede agravarse según las actitudes que tomen los adultos que rodean al niño. También, los sentimientos de culpa, conductas de riesgo, baja autoestima, dificultades en las relaciones con sus iguales, baja tolerancia a la frustración, agresividad. Pueden aumentar la hiperactividad e impulsividad. Y por último, deterioro en el rendimiento escolar. Niños que habitualmente eran buenos estudiantes empiezan a tener dificultades.

 

La última etapa de la adolescencia, puede llegar a ser una de las más complicadas para los jóvenes y en la que se suelen amplificar los diferentes problemas que se arrastran o producen. Durante esta etapa, los jóvenes que afrontan la separación de los padres pueden incrementar sus conductas de riesgo (alcohol, sustancias, drogas).

También suelen aparecer dificultades en las relaciones con los iguales. Predominio de la impulsividad y poca capacidad para la resolución de conflictos de forma dialogante.

La baja autoestima, la agresividad y la poca tolerancia a la frustración son los síntomas más comunes que suelen aparecer.

Para finalizar, es importante y necesario, que los padres se han maduros ante estas situaciones tan complicadas. Deben dejar atrás el rencor y el despecho hacia su ex pareja y pensar en los hijas/os que tienen en común. Pensar en cómo ayudarlos a vivir con esta nueva vida.

¿Cómo afecta emocionalmente la infertilidad masculina?

La infertilidad en la pareja, es un tema que hemos tratado en diferentes ocasiones. Nos hemos centrado en cómo vive estos duros momentos la mujer, como le afecta físicamente. Pero el hombre también lo vive de una forma muy negativa y difícil. Emocionalmente la infertilidad masculina tiene unas consecuencias.

En la infertilidad masculina se esconden diferentes factores que afectan a que el esperma sea el adecuado para la fecundación. Uno de ellos sería la obesidad y la mala alimentación. Sobre todo una dieta pobre en antioxidantes (vitaminas E, A, C, B-12, carnitina, arginina o selenio) que actúa negativamente sobre el ADN espermático, mientras que otro importante micronutriente es el folato, esencial en el desarrollo de las células germinales, entre otras funciones. La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva comprobó hace tiempo que el 83% de los hombres infértiles tenían un bajo consumo de frutas y verduras, los alimentos más ricos en antioxidantes. También se observó una menor motilidad espermática en los hombres que comían menos frutas y verduras. Por otra parte, el tabaco y el alcohol siempre son perjudiciales para la salud, pero si van unidos todavía afectan más a los problemas reproductivos de los hombres.

masculina.jpg

 

Además, los antidepresivos afectan contra la fertilidad masculina. Parece ser que uno de los efectos secundarios de la paroxetina, uno de los antidepresivos más comunes, es hacer más lentos a los espermatozoides.

El efecto del estrés cotidiano también se ha estudiado sobre si influye en los hombres para concebir un hijo, ya que en aquellos que están sometidos a situaciones muy traumáticas y puntuales de estrés, la calidad de los espermatozoides se ve seriamente alterada.

¿Cómo afecta emocionalmente la infertilidad masculina?

El problema es que los hombres tienden a vivir sus dificultades de manera silenciosa y lo mismo ocurre en  la fertilidad masculina. Normalmente se encierran en sí mismos y no quieren poner en palabras lo que sienten por lo que a menudo estos sentimientos terminan apareciendo en forma de ira, resentimiento o frustración. Hay que evitar que los hombres comiencen a pensar que no son suficientemente buenos para su pareja ya  que no son capaces de darle lo que su pareja busca. Si estas emociones no se manejan asertivamente, la pareja se puede resentir ya que se genera mucha tensión entre ambos y las peleas comienzan a ser el pan nuestro.

Para finalizar, la mayoría de los problemas provocados por la infertilidad masculina los conocemos desde hace décadas. Por ejemplo, un estudio realizado a inicios de los años ’90 demostró que los hombres que sufrían de infertilidad tenían más baja autoestima, más ansiedad y también eran más propensos a sufrir enfermedades psicosomáticas, en comparación con los hombres fértiles.

Por eso es necesario, que al empezar un tratamiento de fertilidad, no solo nos centremos en una parte de la pareja si no que esto pertenece a los dos y las dos partes pueden mejorar sus estados psicológicos para favorecer el tratamiento.

Cuando todas están embarazadas menos yo

Si estáis inmersos en el camino de ser padres y no lo conseguís, es normal que estéis experimentando muchas emociones perturbadoras que invaden las relaciones de personas que queremos. Como, por ejemplo, mujeres que se han quedado embarazadas en este tiempo en el que vosotros también estáis intentándolo (hermanas, cuñadas, amigas, vecinas, compañeras de trabajo…).

Es normal que llegue un momento en nuestras vidas que nuestro entorno comienza a tener hijos y nosotros comenzamos a cambiar nuestras actividades. Da la sensación que cuanto más lo intentamos, sin éxito, vemos a más gente que se queda embarazada sin esforzarse o sin sufrir el camino de los procesos de fertilidad que en estos momentos estás viviendo tú. Los sentimientos de enfado o celos son normales, es necesario que nos demos tiempo para estar tristes. Aunque si encuentras que tus sentimientos negativos están demasiado lejos, se intensifican o se interponen en tu vida diaria, quizá es necesario consultar a un psicólogo y obtener una ayuda específica.

Las distorsiones cognitivas juegan un papel fundamental, tras los sentimientos negativos pueden existir unos pensamientos irracionales que los provocan, unos pensamientos que ocultan, ignoran o disfrazan la realidad, como por ejemplo la abstracción selectiva, llamada ‘efecto túnel’, que consiste en seleccionar en forma de visión de túnel un solo aspecto de una situación, aspecto que tiñe toda la interpretación de la situación.

Como hemos dicho anteriormente, nos fijamos únicamente en todas esas mujeres embarazadas que nos rodean, incluyendo la cantidad de señales como escaparates llenos de cosas para bebes, anuncios de televisión…etc.

¿Qué hacer cuando todas están embarazadas menos yo?

baby

Para disminuir esos sentimientos que nos acechan en el momento de cruzarnos con mujeres embarazadas o temas relacionados con bebes, plantéate estas preguntas:

1. Lo primero de todo, describe el contexto que te haya producido esos sentimientos, las ideas negativas que has tenido y los sentimientos resultantes de estas ideas. Anótalos en una hoja, sacarlos de tu mente te ayudará.

2. ¿Qué pasó por mi mente justo antes de sentirme celosa o enfadada?

3. ¿Lo que pienso pertenece a la realidad, tiene sentido? Es normal sentirse triste cuando otras personas te dan la noticia de que están esperando un bebé y tú no, pero estás haciendo todo lo que está en tu mano para ser madre, y con el tiempo tendrás éxito y conseguirás tu objetivo.

4. ¿Estos pensamientos favorecen mi estrés? Esos pensamientos pueden desilusionarnos, eliminar todas las esperanzas y dejarnos sensación de que no podemos lograr nuestra meta, en consecuencia no son nada beneficiosos para nuestro estrés.

5. ¿Has escuchado a alguien decir tal cosa? ¿simplemente los has creado? Busca el origen de los pensamientos para que puedas enfrentarlos y disminuir su fuerza.

Las distorsiones cognitivas son esquemas equivocados de interpretar los hechos que generan múltiples consecuencias negativas: alteraciones emocionales como consecuencia de la perjudicial creencia en los pensamientos negativos, conflictos en las relaciones con los demás donde es posible que las interpretaciones erróneas generen conflictos, o en la manera de ver la vida dando lugar a una visión simplista y negativa. Esto es lo que ocurre cuando vivimos el efecto túnel, las distorsiones nos invaden y no nos permiten pensar o decidir con claridad.

“Mes que Paraules” en Ràdio Pego

1620907_851585418282073_1329929239846892453_nHoy tengo el gran honor de poder decir que empezamos un nuevo programa en Ràdio Pego: Mes que Paraules… hablaremos de diferentes temas, siempre dejando las líneas abiertas para que podáis participar, y sobre todo poder resolver las dudas o problemas del día a día.
El tema de hoy es: El amor y sus etc…

Puedes escucharme en Ràdio Pego o en la frecuencia 107.8 FM

Todos los martes de 20 a 21h
Espero que os guste.